Halagos y Críticas

 

Entre recibir halagos y críticas, debo confesar que he valorado más las críticas...

Un halago puede hacerte creer que estás dando lo mejor, te crea un techo y en ocasiones puede hacerte subir el ego, cegando tu perspectiva.

Una crítica te permite preguntarte, re-evaluarte, incluso te estimula a hacerlo cada vez mejor, una crítica abre un mar de posibilidades, soluciones, retos, etc.

Gracias a prestar mi oído más a las críticas que a los halagos, me he construido sólidamente, pero también debo resaltar la importancia de saber recibir un halago, alegrar la autoestima sin dejar que el ego dance en su sordera, poder aceptar el reconocimiento de los aciertos también es necesario.

Equilibrio necesario, aunque difícil de lograrlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ TANTO TE CONOCES?

FELICIDAD APARENTE

Caos